Trabajar que ganas tengo y lo bien que me aguanto

Trabajar que ganas tengo y lo bien que me aguanto

Trabajar que ganas tengo y lo tranquilo que estoy porque me las aguanto muy bien. Tan bien que cuando llega el mediodía, no he hecho nada.

Menos mal que se me pasa cuando llegan las siete o las ocho de la tarde. Porque hasta entonces estoy aguantándome las ganas de estar trabajando. En conclusión que bien se me da no hacer nada de nada y estar tan a tranquilo. Creo que es un don que Dios me ha dado.

Es asombrosa esta habilidad que tengo cuando estoy en la oficina.

 

 Maeeeee míaaaaaaa

d7b1265c16fd3eb24ece6234c6d77c79

 

 

Deja un comentario