Etiquetas archivos: cerveza

 

Cervezas tú llámame que voy corriendo

Cervezas tú llámame que voy corriendo Cuando me llaman para tomar unas cervezas parezco un corredor de atletismo. Un poco más y supero algún record de velocidad. Y es que es para lo único que no tengo pereza. Oye que es llamarme y salir corriendo sin pensarlo. Porque con este calo es lo que apetece, …

 

Cerveza no engorda engordas tú

Cerveza no engorda engordas tú Cuando dicen que la cerveza engorda es mentira el que engordas eres tú. Ella ni se inmuta sigue en buena línea. Que no os engañen. Y es que normalmente hablamos sin propiedad el aperitivo no engorda, al revés es muy saludable para mente y cuerpo. Así que no hagas ni …

 

Los mejores tríos de la vida sin dudarlo

Los mejores tríos de la vida sin dudarlo Los mejores tríos de la vida son estos sin duda alguna porque los tres juntos son la felicidad plena. Así que aprovéchalos. Cuando se junta el calor de los meses de verano, unas cervecitas frías con los amigos y el fin de semana ya tocas casi un …

 

Calor sofocante pooos una cervecita

Calor sofocante pooos una cervecita Cuando ves que hasta el gato se pone al lado del ventilador es que hace mucho calor. Y que hace falta una cervecita para combatirlo. Y es que el gato sabe que es lo mejor para estás temperaturas. Moverse lo menos posible sólo un poquito y para respirar nada más. …

 

Undécimo mandamiento obligatorio cumplir

Undécimo mandamiento obligatorio cumplir El undécimo mandamiento es de obligatorio cumplimiento porque dejar calentar la cerveza es un pecado. Y nosotros somos muy obedientes. La cerveza hay que sevirla y tomarla, nada de dejarla reposar mucho que se calienta y ya no esta tan buena. Porque es una ley universal y de Dios que la cervecita …

 

 

Calor y cerveza anda invítame a una

Calor y cerveza Cuando Calor y cerveza aparecen lo normal es invitar los que no lo hacen no son buena gente. Pero menos mal que hay un Dios que todo lo ve. Porque es de ser muy mala persona que yo esté todo sofocado y muerto de calor y nadie sea capaz de invitarme a …