Supositorio tu cara por primera vez

Supositorio

Cuando te pusieron un supositorio por primera vez esta es la cara que se te quedo. Todo un poema.

Aunque el resto de las veces tampoco es que cambie mucho. Una de las experiencias más terroríficas de la vida es ponerse un supositorio. Sólo tenéis que ver la cara de este pobre perro. Casi que prefiero seguir estando enfermo que volver a ponerme uno y entrar en pánico.

Podría ser un buen guión para una escalofriante película de terror.

 

ansiedad

 

Deja un comentario