Situación económica un tanto delicada

Situación económica un tanto delicada

Cuando tu situación económica es tan delicada que no te da  ni para comer carne. Y es que las cosas siguen estando muy malamente.

Estoy tan mal de dinero que no como carne nunca sólo cuando me muerdo la lengua. Lo bueno es que llevo una alimentación muy sana porque no me llega más que para lechuga.

Lo de morderse la lengua no me gusta nada, la verdad pero oye son proteínas.

Dicen que la crisis va terminando pues me debo haber quedado yo con toda. De otra manera no me lo explico.

 

 

Síguenos y únete en Facebook te esperamos

 

Deja un comentario