Siesta de las que no sabes ni donde estás

Siesta de las que no sabes ni donde estás

Cuando te echas una siesta de esas que al levantarte no sabes ni cómo te llamas. Mucho menos sabes donde estás y pasan estas cosas.

Y es que esas cuando duermes esas siestas en las que entras en coma el despertar es difícil. Abres los ojos y puedes permanecer durante diez minutos pensando quien eres y donde estás. Porque no recuerdas tampoco que día es, ni que hora es, ni si es de día o de noche.

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario