Odiar una canción un placer para el cerebro

Odiar una canción un placer para el cerebro

Cuando odiar una canción es un placer para el cerebro porque va a estar repitiéndola todo el día. Sin que tu puedas hacer nada.

Porque está comprobado cuanto más odies una canción más se empeñará el cerebro en cantarla todo el día. Esto es una ley universal. Cada vez que te descuides sonará la musiquilla en tu cabeza y él se reirá pensando que te ha vencido. Des-pa-ci-to ♫ ♫ … perdón por donde iba, no se que os estaba diciendo …

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

 

Deja un comentario