Madurar es hacer las mismas tonterías

Madurar es hacer las mismas tonterías

Madurar no es tan malo es hacer las mismas tonterías de siempre pero con agujetas al día siguiente. Nada que no arregle un ibuprofeno.

Y es que siempre me he negado a ser una persona madura. Hasta que me he dado cuenta que no es tan malo, que se puede seguir siendo cómo siempre y hacer las mismas payasadas. Eso si no te puede faltar en el cajón de las medicinas una caja de ibuprofeno para el día siguiente.

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario