Limpiar no tengo ganas y ella tampoco

Limpiar no tengo ganas y ella tampoco

Cuando no tienes ganas de limpiar pero ves que tu fregona tampoco. Sobretodo por la cara que tiene cuando la miras.

Los fines de semana son los días que dedico a la limpieza porque el resto de la semana no me da tiempo. Y seamos sinceros tampoco tengo ganas. Y cuando el domingo me pongo a ello miro a la fregona, la fregona me mira a mi y puedo ver que tampoco tiene ganas. Sólo hay que verla la cara.

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario