Feo que no le gusta ni a la muñeca hinchable

Feo rompiendo records

Eres tan feo que hasta la muñeca hinchable te pone escusas para no estar contigo. Ya hay que ser poco agraciado.

Es un poco sospechoso que te compres una muñeca hinchable y hasta ella te diga que le duele la cabeza o que te quiere pero sólo cómo amigo. Yo creo que la pobre no sale corriendo porque no puede sino huía despavorida. Pero oye a lo mejor no es que estés tan mal, es que no tiene buen gusto. Así que no te desesperes.

 

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

 

Deja un comentario