Dormir temprano una misión imposible

Dormir temprano una misión imposible

Cuando irse a dormir temprano es una misión imposible porque siempre surge algo. Al final te acuestes a las tantas.

Y es que siempre decimos lo mismo pero nunca lo hacemos y si empieza una serie nueva ya es irremediable. Eso si por la mañana nos arrepentimos, muertos de sueño y volvemos a repetir el mismo propósito.  Es un bucle infinito del que no somos capaces de salir.  Como Dory.

A lo mejor se soluciona poniéndole unas cuantas horas más al día

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario