Dormir poco se sabe enseguida

Dormir poco se sabe enseguida

Cuando te levantas y te pasan cosas así sabes que es malo dormir poco. Y a quién no le ha pasado Buscar las gafas y llevarlas puestas.

Cuando nos levantamos medio dormidos sabemos que hemos dormido poco porque no aciertas ni a decir tu nombre. Con un poco de suerte sabes que estás vivo pero poco más. Lo mismo metes el azucarero en el microondas que los calcetines en la nevera. Y es que hasta media mañana no eres persona.

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario