Comestible me pondría en huelga de hambre

Comestible me pondría a dieta

Espero que no seas comestible porque me gustas tan poco que si lo fueras moriría de hambre. Esto piensa el gato Grumpy

Y es que cuando alguien no te gusta tu también piensas igual. Porque hay personas intragables, insufribles e infumables. Nosotros también opinamos igual que el simpático y amoroso gato.

Mucho tendrías que cambiar para que me gustaras aunque fuera un poco. Pero de momento ni de aperitivo me sirves.

Así es cómo se las gasta nuestro querido gato.

 

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario