Chupar un limón contigo es al contrario

Chupar un limón contigo es al contrario

Cuando eres tan feo que al chupar un limón es el limón el que hace muecas. Porque la verdad tiene que ser muy desagradable.

Y es que el pobre limón se asusta al ver acercarse semejante desatino de la naturaleza. Es él el que pone mala cara y la verdad no me extraña nada. Pero no digo que seas feo sólo que hay que mirarte con paciencia, con mucha paciencia.

Este gato es incorregible pero le adoramos.

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario