Buenos días ya hay que levantarse

Buenos días ya hay que levantarse

Buenos días ya hay que levantarse pero ganas no hay ningunas porque tenemos sueño. Cómo este pequeño peludo que bosteza.

Si tuviéramos el mismo sueño por la noche que por la mañana la verdad es que nos iría bastante mejor. Así que llego a la conclusión de que no tenemos pereza lo que tenemos es un desequilibrio. Vale, vale, mental también. Tendremos que buscar alguna solución para repartir el sueño mejor y no acumularlo sólo por las mañanas.

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario