Aburrirse y empezar a incordiar es todo uno

Aburrirse y empezar a incordiar es todo uno

Cuando eres una persona inquieta es imposible no incordiar antes que aburrirse. Porque se te ocurre cualquier cosa extraña.

Y es que no soy capaz de estar quieta y aburrida. En ese momento se me ocurre cualquier cosa con tal de salir de ese estado. Y oye molestar al que tengo al lado es de lo que mejor se me da.

 

 

Entra a nuestra página de Facebook y únete a esta gran familia de Cabras. Te esperamos.

 

Deja un comentario